Dar la cara contra el aborto

El aborto legalizado es la gran lacra de nuestra sociedad actual y su gran vergüenza. Los abortistas, la lacra que sostienen y se lucran de tal barbarie. Como en otros tiempos la esclavitud y la trata de seres humanos, hoy más que entonces hay que luchar contra ambos.

Compartir

En Cracovia (Polonia) ha tenido lugar una conferencia de ginecología y obstetricia, en la que el prof. Romuald Dębski explicó a los medios, con pelos y señales, las “hazañas” de los numerosos abortos que ha llevado a cabo y de los que tan orgulloso se siente.

Pues bien, nada mejor para dar a conocer la realidad de esas “hazañas” que el grupo de luchadores por la vida de los más indefensos colocados delante del hotel Galaxy, donde se llevaba a cabo el congreso, mostrando las dos cara de Romuald Dębski, la suya y la de su trabajo, para recordarles a todos lo que es evidente: la barbarie del aborto.

El hecho de que la ley permita que sean asesinados los nasciturus no significa que sea correcto. Si la ley permitiera el asesinato de personas, sería incorrecto y deberíamos evitarlo. Durante varios siglos la ley amparó la esclavitud y la trata de seres humanos. ¿Qué opinión tenemos hoy de los que lo permitieron y de su defensa de aquella “legalidad”? ¿Cómo valoramos, por contra, a los que durante esos mismos siglos se opusieron a tal barbarie? Abortono.org

Abortono.org

 

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*